Prepara un kit de baño a prueba de bodas

30-11-2016

Que la ceremonia sea preciosa, que la comida esté buenísma, que te reencuentres con el amigo de veraneo de tu amiga al que conociste aquel agosto en Cullera y que además viene soltero a la boda o que se te caigan unas lágrimas durante el discurso de la hermana del novio está genial pero que te emociones bailando Chiquilla de Seguridad Social, se te descosa el vestido y en el baño haya un kit de emergencia con aguja e hilo no tiene precio.

Aunque cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia, ésta es solo una de las situaciones que pueden vivir tus invitados en el día de tu boda.

Muchos lugares se encargan de organizar el kit de emergencia para vosotros pero si no está previsto prepara tu selección de artículos, tus amigos y familiares te lo agradecerán.

En primer lugar compra unas cajas de madera o unas cestas de mimbre, puedes hacerlo en cualquier tienda económica y forrarlas con un papel bonito o una tela estampada, luego pasa por algún súper y estruja tu mente escogiendo los productos que vas a incluir. De esta forma te saldrá muy barato.

Luego puedes elaborar una especie de manual de instrucciones explicando de forma ingeniosa para qué utilizar cada uno de los artículos que has incluido en este kit. Prepara una cesta para poner en el baño de los chicos y una para las chicas.

Toma buena nota, a continuación enumeramos algunos esenciales para resolver las situaciones embarazosas que podrían suceder en una celebración nupcial:

quit de bañoshutterstock_521079142

-Para el pelo: gomina, laca, horquillas, peine.

-Para rotos y descosidos: aguja e hilo, tijeras, imperdibles.

-Para la hidratarse, oler a limpito y para la higiene en general: desodorante, colonia, crema para las manos, cepillo de dientes, pasta, gel desinfectante, compresas, tampones, palillos de los oídos, cuchillas de afeitar de usar y tirar, cacao, toallitas.

-Para el dolor y pequeños accidentes: ibuprofeno, tiritas, vendas, sal de frutas.

-Otros menesteres: pantys, líquido para las lentillas, colirio para los ojos, preservativos, maquillaje, pañuelos, pinzas de las cejas, quitamanchas, chicles, caramelos, plantillas recortables.

Una carrera en las medias, un dolor de alguna parte del cuerpo o lamparón en una camisa… Si observas a alguno de tus invitados con cara de circunstancias hazle un gesto discreto, dirígele al baño con la mirada y allí encontrará el kit de emergencia cual caja del tesoro.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

SÍGUENOS