La vuelta al mundo en cinco bodas

09-11-2016

¡Nos vamos de boda! Hacemos un Jesús Calleja y recorremos el mundo en busca de nuevas aventuras en forma de fiestón nupcial. Desde Polonia a China llenamos tu mochila de datos curiosos para saber a qué atenernos si nos invitan a una boda internacional.

¿Sabías que en China los novios van de rojo? Eligen este color porque significa amor, felicidad y prosperidad para la pareja y por si fuera poco y la suerte no se alcanzase solo con la vestimenta extienden el color a las invitaciones, el regalo y el sobre con el dinero. Éste último cobra un especial protagonismo y se convierte en centro de muchos de los rituales de la ceremonia. Parece que aquello de la pela es la pela cruza fronteras y se convierte en una tradición made in china. Otro dato curioso es que la novia se cambia hasta en cuatro ocasiones de traje.

shutterstock_220249756

Si te gusta un buen jolgorio nunca digas no a una boda griega, además de durar casi una semana, se atiborran de dulce y bailan durante horas al ritmo de la música más tradicional pero no solo suenan canciones, los platos rotos también amenizan la celebración. Se rompen como símbolo de buenos deseos para los novios, una tradición que además de buena suerte ayuda a liberar estrés. Solo recuerda no dejar nada de valor cerca de la vajilla no vaya a ser que con la emoción del momento acabe hecho añicos.

shutterstock_312348164

 

Estás en una boda en Polonia y de pronto suena la música, te vienes arriba y te arrancas a demostrarle a todo el mundo que eres latino y que mueves tus caderas mejor que nadie, de pronto ves a la novia y decides sacarla a bailar. Prepara tu bolsillo si quieres marcarte unos buenos pasos con ella tendrás que apoquinar dinero en un cesto. Y seguimos con la música, en Polonia la tradición más popular de boda es la Oczepiny un concurso de baile entre los invitados. También lo es un juego conocido como pasar el ladrillo que, como su nombre indica, consiste en formar una círculo y pasarse un ladrillo utilizando solo las piernas.

Aquel amigo de Corea del Sur que conociste mientras hacías el intercambio en Oxford se casa y te ha invitado. Procura ser puntual, si llegas media hora tarde la boda habrá terminado literalmente. Duran un abrir y cerrar de ojos. Se tiene la convicción de que ningún invitado quiere pasar un día entero en la boda de otro, por ello son ceremonias cortas. No suele haber flores, ni padrinos, ni anillos. La comida se sirve inmediatamente después de la ceremonia que acaba con un discurso, una pequeña actuación musical y un beso (imaginamos todo esto a cámara rápida para que dure 30 minutos) y generalmente en dos horas la celebración se da por terminada.

 

shutterstock_261887489

Si te invitan a una boda en Reino Unido y de pronto observas una araña caminando sigilosa con sus ocho patas en el inmaculado vestido de la novia no corras cual superhéroe a matarla. Para los británicos encontrara un arácnido en el vestido de la novia hará que el matrimonio goce de buena suerte.

No olvides desenfundar tu cámara e inmortalizar cada momento vivido si vas a una boda de estas características, puede que encuentres alguna idea para dar un toque exótico a tu celebración.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

SÍGUENOS