Trucos para organizar las mesas de vuestra boda

19/07/2018

La organización de las mesas de vuestra boda suele ser uno de los mayores quebraderos de cabeza de los novios. Hoy repasamos algunos trucos que quizás os sean de ayuda para hacer frente a esta tarea:

  1. Organizar un banquete tipo cóctel donde cada cual escoja su sitio: Es una opción ideal para bodas gastronómicas en las que la comida se divide en córners y cada cual escoge a su antojo. Hay que tener en cuenta que haya sitio para que cualquiera pueda descansar, pero no es necesario que os encarguéis de distribuir a los invitados.
  2. Contar con mesas alargadas: Hoy en día las mesas alargadas se llevan muchísimo, incluso de madera sin vestir. Son tendencia en Pinterest y en la vida real y permiten que cada cual elija su sitio. Un truco para que no sobren espacios es hacer una pequeña distribución (familiares, amigos…) para que cada cual sepa cuál es su zona pero elija dónde sentarse.
  3. Jugar con un mapa editable de la distribución: Vais a mover a los comensales cientos de veces así que lo más cómo es contar con un mapa editable, ya sea en su versión digital (como los que ofrecen plataformas como bodas.net) o a la antigua usanza (una cartulina grande con las mesas dibujadas y post-its con el nombre de cada invitado)
  4. Ordenar las mesas en grandes categorías: Normalmente la familia suele sentarse en las mesas más próximas a los novios. Después se coloca a los amigos y, por último, a los menos allegados. Tener esta visión general os ayudará a ir bajando a pequeña escala.
  5. Crear una mesa de niños: Si los peques ya son lo suficientemente mayores como para comer solos, una buena idea es habilitar un espacio para ellos (mejor aún si cuentas con animador infantil) Así disfrutarán sin aburrirse y los padres podrán vivir la boda. Conseguirás que no haya hueco en las mesas cuando quieran levantarse e irse a jugar y podrás sentar más invitados por mesa haciendo una colocación más uniforme.
  6. Hacer siempre un último repaso antes de la boda: Siempre, siempre, siempre se cae alguien. Así que preparáis para imprevistos. Una última ronda de llamadas una semana antes de la boda puede evitarte muchos quebraderos de cabeza.
  7. ¡Cuidado con los desconocidos! No crees una mesa para gente “que cuelga”. Si hay personas o parejas que no pertenecen a ningún grupo (familia de la novia, amigos…) no cometas el error de hacer una mesa al tuntún con ellos. Piensa en su edad, intereses o gustos y siéntales con personas afines para que tengan de qué conversar.

¿Cómo estáis enfocando la organización de las mesas? ¿Cuáles son los principales problemas con los que os encontráis?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

SÍGUENOS