Cómo calcular el presupuesto de nuestra boda

19/04/2018

Ha llegado el día, te lo ha pedido y has dicho que sí. Os sentáis a comenzar con los preparativos y surgen las grandes preguntas: ¿Cuánto cuesta una boda? ¿Cómo organizo el presupuesto? Hoy te queremos dar algunas claves para que sepas por cómo organizar el presupuesto de vuestra boda y por dónde empezar. ¿Sabías que las bodas cuestan una media de 20.000-30.000€, así que lo principal será que te relajes y al guardar en Pinterest todo lo que quieres para tu boda, seas capaz de discernir qué es indispensable y sin qué podrías pasar.

Lo primero que os preguntarán en cualquier sitio (ya contrates una Wedding Planner o elijas tú lugares para el banquete) es cuál es el número de invitados. De ellos dependerán muchas cosas: lo grande o pequeño que sea el espacio de celebración (muchos incluso tienen mínimo de invitados), si necesitas alojamiento o transporte para ellos, de cuánto elegirás el cubierto (los precios pueden rondar entre los 80 y 140€)… Piensa que hasta los detalles que des el día de la boda dependen del número final.

El banquete se va a llevar más del 70% del presupuesto, pero es importante que también tengas localizados otros proveedores con los que quieres contar en tu gran día: wedding planner, fotógrafo, videógrafo, música en directo, fotomatón… Para que no haya sorpresas lo mejor es que sepas a cuánto pueden ascender sus servicios así que no te cortes en preguntar. Has de tener en cuenta que han de desglosarte todos los precios (si el coste de la barra libre incluye el DJ, si el precio del fotógrafo incluye el desplazamiento, si la tarifa de la WP incluye decoración, etc.) La ventaja de contar con una organizadora para  la boda es que ella te irá diciendo si tu presupuesto se ajusta a la realidad de tus deseos  o quizás debas ampliarlo o prescindir de algo.

Pareja

También es súper importante que pienses cómo quieres que sea tu outfit. No es lo mismo un vestido de novia de alquiler que un vestido nuevo. Ni cuestan lo mismo unas marcas que otras. Preguntar por los precios de los que te gustan, fijarte un presupuesto y ceñirte a él hará que no te pruebes todo lo que veas y te acabes enamorando de un vestido que se salga totalmente de tu presupuesto.

Incluye en ese presupuesto todo, incluida la Luna de Miel. Hoy en día es muy normal que vayas a la boda con casi todo pagado. Así que si es dinero que has de tener antes de la misma, ¿por qué no vas a incluir todo en tu presupuesto? Al fin y al cabo es la única manera de saber cuánto has de tener ahorrado o con qué método de pagos puedes comprometerte. Si quizás vosotros queríais un viaje a Japón y Maldivas pero no os da tiempo a ahorrar 7.000€, lo sensato sea irse al México por 3.000€. Ser realistas hará que no os llevéis disgustos por el camino y afrontéis la boda disfrutando de cada preparativo sin agobios de última hora.

Recuerda siempre que es mejor calcular por lo alto. Si el IVA te ha jugado una mala pasada y no lo has incluido o si de pronto se presentan muchos niños a tu boda y quieres contratar un animador, no será problema si tienes un  remanente con el que poder costear cosas con las que no contabas en un principio. ¿Que luego te sobra dinero de la organización? ¡Genial! Siempre es mejor ahorrarlo o gastarlo en algo que te apetecía pero no era prioritario a endeudarte y estar cargando con la boda durante los meses posteriores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

SÍGUENOS